top of page

Cuando el Covid hizo temblar la estructura de la F1, de nuevo

Actualizado: 15 dic 2020

Con solo dos carreras por delante, la corta y extraña temporada marcada por el Covid, estaba a punto de acabar. Todas las noticias apuntaban hacia una aparente estabilidad. Los dos campeonatos estaban ya otorgados a Mercedes y Hamilton nuevamente. El calendario del 2021 estaba presentado con más carreras que ningún otro año. El acuerdo de la concordia estaba firmado por todos los equipos. La continuidad en el reglamente técnico se había alargado un año más…


Todo indicaba que serían dos carreras con las que cumplir el expediente para dar lugar al test de “jóvenes pilotos y Alonso”, de fin de temporada, en Abu Dhabi. Pero no, el 2020 nos tenía guardada una sorpresa más.


Hamilton da POSITIVO.


By Adam Cooper @ autosport

Las declaraciones de Verstappen unos días antes (“Para ser honesto, creo que el 90% de los pilotos en la parrilla de salida ganarían al volante de ese monoplaza”), dejaban de ser pura elucubración. Mercedes tenía que elegir sustituto para sentarse en el coche de Hamilton y entre las diferentes opciones que tenía, eligió al talentoso George Russell.


Hasta el momento Russell acumulaba 36 carreras de F1 a sus espaldas y 0 puntos.


Es en ese momento cuando los cimientos de la F1 se empiezan a tambalear. ¿Ganará Russell a Bottas? ¿Tendrá Verstappen razón? Si alguien con 0 puntos en 36 carreras de repente empieza a luchar por victorias, ¿importa algo el piloto o es la F1 un campeonato donde el 99% es el coche? ¿Es Hamilton tan bueno como sus 7 títulos mundiales hacen pensar?


Pero las dudas no se reducían a la F1, sino que también golpeaban a Mercedes. ¿Tendría Hamilton que rebajarse las expectativas salariales si ganaba Russell? ¿Se tendría Mercedes que replantear la renovación de Bottas si el novato Russell le ganaba la partida? ¿Debería Mercedes dar un volante a Russell para el 2021 y dejar que luchara con Hamilton?


Russell brilló durante todo el fin de semana, aunque el resultado final no refleje lo que pasó en pista.


Russell puso contra las cuerdas a Bottas en la qualy quedándose a 0,026s y le superó sin aparentes problemas en la carrera. Únicamente un pinchazo a falta de unas pocas vueltas, hizo que Russell cayera por detrás de Bottas, privándole de lo que habría sido su primera victoria en la categoría reina. Demostró el mismo talento que había exhibido en todas las categorías inferiores por las que había pasado.


El GP acabó y Russell no había ganado la carrera. Tampoco había batido a su compañero de equipo. Además, parece ser que la variante del circuito de Bahréin en la que corrieron no es muy técnica, por lo que el resultado no es del todo representativos, o eso dicen.


Todo lo que podría haber ocurrido no ocurrió, sin embargo, nos ha servido como ejercicio de reflexión. Aunque hayamos concluido que Hamilton es un pilotazo de los pies a la cabeza, que la F1 es claramente un campeonato de coches, pero que el piloto tiene mucho que decir, o Russell es muy bueno pero que todavía seguro que le falta un poco para tener la consistencia que te exige un campeonato del mundo, todos nos hemos hecho preguntas y replanteado cuestiones que parecían intangibles.


Habrá que esperar a que Hamilton confirme si puede correr o no en Abu Dhabi, pero en caso de que George Russell tenga que subirse de nuevo en el Mercedes, estoy seguro de que habrá mucha gente nerviosa. Lo de Bahrein pudo ser únicamente la antesala de lo que se viene encima.


Iñigo San Martin


22 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page