top of page

Formula Student, mucho más que una actividad extracurricular

La Formula Student es una competición entre estudiantes de universidades de todo el mundo, que promueve la excelencia en ingeniería a través de una competición donde los miembros del equipo diseñan, construyen, desarrollan y compiten con un vehículo monoplaza.


La primera competición empezó a gestarse en 1979 cuando un docente de la Universidad de Houston, contactó un año antes con el Departamento de Relaciones Educativas de la SAE (Society of Automotive Engineers). Esa es la razón por la que también se conoce la competición como Formula SAE.


Actualmente se celebran competiciones en numerosos países como Alemania, Japón, España, Brasil, Australia, Republica Checa, Hungría, Italia etc. Todas ellas utilizan la misma normativa base, original de la Fórmula SAE y llegan a albergar hasta 120 equipos y más de 2.000 estudiantes. Los resultados de las competiciones son recogidos y puntúan en el ranking mundial.


Hablemos sobre la competición

La competición Formula SAE fue creada bajo la siguiente premisa: una empresa quiere desarrollar un prototipo de monoplaza con una serie de requisitos de aceleración, estabilidad, maniobrabilidad, coste, etc. Para encontrar la empresa (grupo de ingenieros) más adecuada para el proyecto del monoplaza, desarrollan un concurso público, con una serie de normas, hitos y deadlines, del que saldrá la empresa elegida para desarrollar sus prototipos.


Para valorar la mejor oferta, puntúan a cada una de las empresas presentadas al concurso sobre 1000 puntos, divididos en dos áreas distintas. Por un lado, puntúan todo lo relacionado con el desarrollo ingenieril del coche, y por otro lado puntúan las capacidades dinámicas del coche:


Pruebas estáticas (325p):


  • Diseño (150p): El diseño completo del prototipo tiene que ser justificado ante jueces expertos del sector de la automoción.

  • Coste (100p): El coste del monoplaza tiene que ser detallado y justificado, explicando el coste de cada pieza.

  • Plan de negocios (75p): En esta prueba los equipos compiten entre ellos directamente, para decidir cuál de los planes de negocios está mejor ejecutado.


Pruebas dinámicas (675p)


  • Skidpad (75p): Una pista en forma de 8, que los coches tienen que recorrer en el mínimo tiempo posible.

  • Aceleración (75p): 75m de aceleración, con salida en estático, que tienen que hacer en el menor tiempo posible.

  • Resistencia (325p): El coche tiene que ser capaz de recorrer 22 vueltas en un circuito de aproximadamente 1km, en el menor tiempo posible, sin sufrir ningún tipo de fallo mecánico.

  • Consumo (100p): El consumo del coche es medido durante la prueba de resistencia y el coche con menor consumo, gana la prueba.

  • Autocross (100p): En este caso, solo tiene que darse una vuelta al circuito de resistencia, ganando la máxima puntuación el que más rápido sea capaz de hacerlo.


¿Por qué es tan importante para los alumnos?

El proyecto de Formula Student es la experiencia más real y cercana al mundo laboral con la que se va a encontrar el alumno a lo largo de sus años de universidad. En un plazo inferior a 12 meses, cada equipo de FS tiene que auto gestionarse, buscar personal, conseguir financiación, gestionar las relaciones con sponsors y suministradores, y además diseñar, fabricar y construir un prototipo, para después competir con él. Hay muchos equipos, y de muy diversos niveles, por lo que los grados de profesionalidad varían entre ellos, pero los equipos que perduran en el tiempo funcionan como pequeñas empresas.


Una vez el alumno termina la universidad y abandona el equipo, es probable que nunca vuelva a participar en un proyecto tan multidisciplinar, creativo y con tanta libertad de diseño. Es sin duda una experiencia única en la vida.


De la Formula Student al mundo laboral

La Formula Student es un escaparate mundial para futuros talentos. En cada competición se juntan alrededor de 2000 motivados jóvenes, que han decidido usar su tiempo libre durante su etapa en la universidad, para realizar actividades extracurriculares totalmente voluntarias.


Durante el tiempo en el que los alumnos participan en el proyecto aprenden a usar diferentes softwares, herramientas, metodologías de trabajo, protocolos y capacidades usadas en el mundo laboral. En muchas ocasiones, enseñadas directamente por profesionales del sector, que adelantan parte de la educación que los alumnos tiene que recibir cuando se incorporan al mercado laboral.


La experiencia y los conocimientos de estos alumnos es incalculable para las empresas que los contratan. La adaptación a los nuevos puestos de trabajo es mucho más rápida de lo habitual, y las habilidades que tienen, superan las expectativas de la mayoría de los graduados que han estudiado la misma carrera.




180 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page